Energía Solar Termica

La energía solar térmica está pensada para calentar el agua de su vivienda. El uso de placas solares cada vez está más extendido para calentar agua.

Es un sistema cómodo y limpio para viviendas unifamiliares, casas de campo, hoteles rurales, etc. a la vez que un ahorro en la factura eléctrica o en la compra de gas.

La energía solar térmica interesa en cualquier edificio donde se necesite agua caliente con una temperatura que oscile entre 30ºC y 60ºC. Esta es la temperatura idónea para el buen funcionamiento de los captadores solares planos.

La energía solar incide sobre las placas, que a su vez, esta la transforma en calor para calentar agua. Lo que llamamos agua caliente sanitaria (ACS).

Esta forma de calentar agua es mucho más ecológica y a la vez reduce considerablemente el importe de la factura energética.

La duración de un equipo solar térmico, con un buen mantenimiento, puede ser superior a 20 años.

La instalación mantiene el agua caliente aunque esté nublado o sea de noche.

No necesita combustible, por lo tanto ahorra en factura de electricidad o gas.

Al propietario no le afecta la subida del precio de la electricidad o del gas.

No emite gases invernadero. Energía 100% limpia y gratuita.

Incrementa el valor de la vivienda.

Llamar ahora